La construcción vuelve a ser el motor del empleo en Córdoba

Los contractos en el sector aumentan un 10% en un trimestre. Un total de 15.200 cordobeses trabajan en el ladrillo.

 

Un total de 15.200 cordobeses trabajan en el sector de la construcción. En frío, la cifra no es significativa, pero en comparación con el trimestre anterior el crecimiento es notable. El número de trabajadores en la construcción en la provincia de Córdoba ha aumentado un 10,1%, pasando de los 13.800 de la primavera a los 15.200 empleados este verano, según el informe que Ranstad acaba de hacer público. Aún así, esta cifra está lejos de la locura de 2008. Antes del estallido del ladrillo, en la provincia de Córdoba trabajaban en el sector de la construcción 39.800 personas, un tercio más que en la actualidad.

Eso sí. Aunque los nuevos empleos generados en la provincia de Córdoba son principalmente del sector de la construcción, el peso de este sector en la economía provincial ya no es tan importante como en el año previo al estallido de la crisis inmobiliaria. El informe, al que ha tenido acceso este periódico, señala que actualmente el 5,5% de los trabajadores cordobeses tienen que ver con el sector de la construcción. En 2008, su peso era del 15%.

Randstad, la empresa líder en servicios de recursos humanos en España, ha realizado un análisis sobre el sector de la construcción y su evolución durante la última década. Para ello, ha utilizado datos nacionales, regionales y provinciales publicados en la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística desde 2008.

El análisis de Randstad expone que a nivel nacional la construcción vuelve a recuperar los 1,2 millones de ocupados, algo que no ocurría desde el segundo trimestre de 2012, hace 6 años. En concreto, construcción da empleo a 1.215.200 trabajadores en España, lo que supone un 5,5% más que en el primer trimestre del año. Cabe destacar que este incremento es el más pronunciado de los últimos diez años. En Córdoba, la subida es del 10%.

Cuando se analiza la serie histórica, se detecta que construcción fue el sector que más sufrió las consecuencias de la crisis económica durante el primer periodo de la misma. En concreto, entre 2008 y 2012, se destruyeron 2.888.400 empleos, lo que supuso un descenso del volumen total de trabajadores del 14%. De ellos, 1.354.900, casi la mitad, estaban ocupados en el sector de la construcción, lo que supuso un decrecimiento de la ocupación en el sector del 52,9%.

Tras experimentar siete trimestres de descenso consecutivos, el número de trabajadores en construcción registró durante el primer trimestre de 2014 la cifra más baja de la década. En concreto, el número de trabajadores en este sector se situó en 942.100. Durante el tercer trimestre de 2014, el número de ocupados en este sector volvió a superar el millón (1.022.500). Desde ese punto, el sector de la construcción ha sufrido oscilaciones, situándose entre el millón y los 1,1 millones de ocupados, hasta superar los 1,2 millones de empleados durante el segundo trimestre de 2018, algo que no ocurría desde 2012.

Navarra, Castilla-La Mancha y Andalucía, las regiones donde más aumenta

Randstad también ha analizado cómo se ha comportado el sector de la construcción en función de la región en la que resida el profesional. En concreto, 14 de las 17 comunidades de España han aumentado el número de trabajadores en este sector respecto al año anterior, mientras que tres han experimentado un descenso. Navarra es la comunidad autónoma que mayor incremento ha experimentado, con un 35%. A continuación, con más de diez puntos porcentuales de diferencia, se sitúan Castilla-La Mancha (24,3%) y Andalucía (22,2%). Por encima de la media nacional (7,2%), también se encuentran Madrid (13,2%), Murcia (10,7%) y Canarias (8,4%).

Inmediatamente después de la media nacional, se sitúan La Rioja (6,3%) y Aragón (4,2%), seguidas de Castilla y León (3,3%), Cantabria (3,2%), Catalunya (1,6%) y Galicia (1,3%). Por debajo del 1% de crecimiento anual están Euskadi (0,8%) y Comunitat Valenciana (0,3%). En el lado contrario, las regiones donde ha descendido el volumen de ocupados en construcción en el último año son Asturias (-2,1%), Baleares (-10,6%) y Extremadura (-13,9%).

En el caso de las provincias, Guadalajara (86%), Cádiz (44,7%), Sevilla (42,8%) y Salamanca (35,7%) registran los mayores crecimientos de ocupados. A continuación se sitúan Castellón (30,9%), Toledo (27,1%) y Ourense (26,8%). Por su parte, las provincias donde más se ha reducido la ocupación en el sector son Teruel (-48,1%), Badajoz (-14,4%), Segovia (14,3%) y Girona (-14,2%).

En términos absolutos, Catalunya, Andalucía y Madrid concentran el 47,3% de todos los ocupados del sector de la construcción. En concreto, Catalunya acoge a más de 211.000 trabajadores en este sector, seguido de Andalucía (191.000) y Madrid (172.000). En el lado contrario con el menor número de ocupados, se sitúan Navarra (18.900), Cantabria (16.300) y La Rioja (6.800).

 

Fuente: https://cordopolis.es/2018/09/20/la-construccion-vuelve-a-ser-el-motor-del-empleo-en-cordoba/